Crónicas memorables

Charlie Harutaka.jpeg
Fotografía: Charlie Harutaka

Me atrevería a decir, que en los huesos de tus versos se cobijaban las sonrisas que explotaban en mi almohada, y que en los retales de mis sábanas estaban mis delirios provocados por los vértices de tus pestañas.

Pusimos fronteras al mundo construyendo la nación que más historia tendrá. Los cuatro puntos cardinales se convirtieron en la guía del mapa de tu espalda.

Fuimos el cuadro de Miró que solo un niño sabría interpretar. La geometría de tu cuerpo se dividía en partes desproporcionadas transformándose en un puzzle perfecto.

Nuestro tiempo se medía en amaneceres. La monotonía nunca quiso formar parte de nosotros; olvidamos lo que era cronometrar cada instante.

La telaraña que tejíamos cada vez fue más grande. Nos enredó hasta no poder caer y fue mi escudo en todas las batallas.

Viajamos a las huellas que se esconden en la luna, y robamos hasta el último rayo de sol creando la estrella con más luz que habrá.

 

Copyrighted.com Registered & Protected  BD59-XAEF-JSXI-XPOY

Anuncios

9 comentarios en “Crónicas memorables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s