Érase una vez

Fotografía: Aliis Sinisalu

Por mucho que lo intente, no puedo correr más.

Olvidé cómo retroceder a tus pasos.

Ahora los lunes ya no duelen, ni los domingos vuelven.

Sin decir nada y sin parar de hablar,

la carroza de Cenicienta se convirtió en calabaza.

Pero comer perdices dejó de ser de cuento.

Alicia ha vuelto a crecer al hacer perder a alguien el norte.

Ya no se esconden las ruecas,

ni Blancanieves se quiere fiar.

Wendy ha dejado de esperar en las estrellas

y sé de alguien que escapó de la torre más alta.

Todavía queda alguna manzana en tu bolsillo.

Maléfica también ha querido tener alas.

 

 

Copyrighted.com Registered & Protected

10 comentarios sobre “Érase una vez

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s