Rascacielos

michael-fertig-1110176-unsplash.jpg
Fotografía: Michael Fertig

Tal vez no sepa qué decir cuando se trata de mí.

Puedo oír el cristal reflejando con dudas mis pasos.

Más de una vez intenté no resguardarme del frío

que ha venido en otras pieles,

he guardado fracasos en bares y no se me ha quitado la sed.

Tengo por costumbre vender gigantes

en zonas donde ya no caben alfileres,

hay demasiadas miradas que hablan y que han dejado de ver.

Recojo sobre los tejados los rayos de luz que entran,

algunos se me han escapado y por las grietas se cuela el aire.

Vuela detrás de una pared que pinté en alguna ocasión,

repleta de muebles con olores que no se irán

aunque queme todos los estantes del pasillo que llené de fuertes despedidas,

de manías y de miedos,

también de cosas buenas, de caricias con espinas,

de un rascacielos al que subir sin ascensor.

A veces cuento las salidas de emergencia,

por si alguien quiere incendiar.

Hay capas sobre mí que si quitas no salen ilesas.

De vez en cuando se me ha cerrado la puerta y he ganado yo.

 

Copyrighted.com Registered & Protected

Anuncios

6 comentarios sobre “Rascacielos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s