Trayectos

olga-pogodina-1608657-unsplash.jpg
Fotografía: Olga Pogodina

Hola, ¿qué tal?

A veces se me olvida preguntar lo que es más importante.

En este vagón parece que hace frío y al lado de la ventana todo pasa demasiado rápido, aunque si te fijas bien todavía puedes ver cada sitio por el que estás pasando. Decides centrarte en el reflejo de alguien que constantemente te habla. Prefieres no escuchar.

Ahora que te veo apartar la vista y mirar hacia el asiento de al lado, sé que hoy ha vuelto a ser lunes. Como ayer, como mañana. También sé que has olvidado que no existen lunes que te puedan destruir.

A veces nos toca correr en campo abierto y nos quedamos sin sombras por donde pasar, pero créeme cuando te digo que tienes un sombrero en el bolsillo que te cubre hasta los pies.

Es irónico; de pequeños vemos las cosas a lo grande, y cuanto más crecemos más pequeños nos hacemos. Nos enseñan a sobrevivir y se olvidan de lo básico. Nunca nos dijeron que había ilusiones que se quedarían encerradas en algún sitio al que no íbamos a volver. Podría estar horas recordando todo lo que quise y todo lo que por alguna parte se perdió.

Si te cuento esto es porque ahora tengo la certeza de que ni todos los cuentos son mentira, ni todas las mentiras son cuentos. De que todo buen mago podría hacer desaparecer algo y después de mucho tiempo hacerlo aparecer, de la misma manera en la que recordar un lugar es recordar lo que entonces fuiste.

Fin del trayecto. (Lunes 23:59)

Copyrighted.com Registered & Protected

Anuncios

2 comentarios sobre “Trayectos

  1. Lagrimas cayendo, sin palabras, sintiendo, doliendo…
    El pasado duele, a veces, otras no solo duele, también reconforta.
    Quien sabe qué es lo básico, no creo que nadie nos pueda preparar para vivir, quizás ayudarnos a aceptar la vida, a no rompernos, a ser fuertes, débiles, suaves y asperos cuando es necesario. A aprender a luchar, a dejarse los dientes, el corazón y lo que haga falta para ser lo mejor que podemos ser.
    Te quiero Elena, siempre que te leo surgen preguntas, respuestas, reflexiones, y a veces el corazón da vuelcos y el dolor sigue saliendo de ese saco en el que está encerrado y que no parece tener fondo.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s