Bajo tu oxígeno

Éramos lluvia dispuesta a arrasar con todas las calles de Madrid en plena noche de invierno, el claxon que sonaba en la madrugada, y la señal de prohibición capaz de parar el mundo. Volábamos los acordes del canon de Pachelbel, el silencio de alguien que amaba Neruda, y las más de 100 mentiras que inventó … Sigue leyendo Bajo tu oxígeno

Prendiendo fuego

Voy a derretir el hielo del iceberg que separa la delgada línea entre el placer y el odio.   Voy a quemar los cordones que retienen mis alas, como la metamorfosis que alguna vez todo el mundo quiso.   Voy a incendiar las miradas vacías de aquellos que perdieron el rumbo y me quisieron ver … Sigue leyendo Prendiendo fuego

Tras la piel

Me destruyen lentamente las balas que atraviesan mi realidad. De forma rápida y desordenada, de forma impredecible. Por cada disparo que mis ojos ven, una de mis extremidades muere. Se destruye la movilidad, se construye el miedo. Siento cómo el llanto ha tomado las riendas de mi alrededor y siento el pánico apoderándose de almas … Sigue leyendo Tras la piel

Añoranza

El día que tus pupilas comiencen a desfallecer, recordarás cada atardecer que quisiste ver y nunca viste.   El día que tus piernas ya no tengan aliento, recordarás cada camino que quisiste recorrer y nunca recorriste.   El día que tu voz se quede sin habla, recordarás cada palabra que quisiste gritar y nunca gritaste. … Sigue leyendo Añoranza

Adicción

Me acostumbré a escuchar el ritmo que marcaba el metrónomo de tus pies, a que alargases mis domingos, a que frenases mis tormentas.   Me acostumbré al sello de tu voz que acabó grabado en mis oídos, como el poema que cualquier poeta sin inspiración quisiera tener.   Me acostumbré a los columpios que balanceaban … Sigue leyendo Adicción

Osadía

Nadé en un inmenso océano esperando encontrarte en cada brazada que mi cuerpo soportaba, y lo que hallé, fueron restos dispersos de remembranzas oxidadas que se hundían bajo tierra.   Nadé a pesar de que subía la marea. Ahogué mis miedos, renací entre olas. Las tormentas me arrastraron hacia un barco sin timón. Perdí el … Sigue leyendo Osadía

Perennidad

Pondremos parches a las pieles rotas, y pintaremos las cicatrices tapándolas el rencor.   Recorreremos cada estación en un tren sin frenos, y veremos los vagones vacíos de aquellos que se rindieron.   Tendremos más sueños que Morfeo, y andaremos sobre las nubes hasta conseguir dar la vuelta al mundo.   Bailaremos las sonrisas que … Sigue leyendo Perennidad